viernes, 7 de febrero de 2014

Cruel Intentions

Ana Karenina de Tolstoi comienza con la frase: "Las familias felices son todas iguales, mientras las infelices lo son cada una a su manera" y a mi gusto, aplica perfecto a las relaciones de pareja.
Y en las malas relaciones, tengo que admitir, estoy cerca de un doctorado. Hay una pregunta, que con frecuencia, me da vueltas en la cabeza y aún no puedo encontrar la respuesta. ¿Por qué las personas siguen en una mala relación, aún cuando saben que es una mala relación? ¿Por qué elegimos ser infelices?
Las malas relaciones no se manifiestan sólo de una forma, lo que sucedió con el Príncipe de Dinamarca y conmigo, es quizá una entre tantas, pero en estos días, con el catorce de febrero acercándose, a donde quiera que voy me topo con estos casos. 

¿Cómo saberlo?
No vamos a engañarnos, ustedes lo saben, yo lo sé, sus amigos lo saben, los desconocidos lo saben, Twitter, Facebook e Instagram también lo saben. 
Esa sensación en la boca del estómago o en el fondo de tu cabeza que te dice que las cosas no están bien, que todo es extraño, que esperas que caiga la última gota, la que derramará el vaso y entonces comenzará el desastre.

Pero no se trata sólo de eso:

1.Indiferencia. ¿Hay algo peor que estar con una persona a la que le das igual? Sí, y es una de esas personas que un rato son cariñosas, atentas y luego desaparecen por semanas, no te contestan el teléfono y están misteriosamente ocupados todo el tiempo. 
Cuando cumplí 18 años, el Príncipe de Dinamarca y yo estábamos en proceso de regresar, su cumpleaños es un día después así que lo vi en un parque cerca de su casa y le di un regalo: uno de mis libros, globos y una caja gigantesca. No gasté demasiado, tengo que admitirlo, en el camino de regreso mientras lloraba y Ofelia me consolaba, deseé no haber gastado NADA. Apenas me felicitó... no esperaba un collar de diamantes o unos aretes, mi resentimiento residía en que durante toda la semana no dedicó ni siquiera cinco minutos a escribirme una carta, un poema, una simple frase, una rosa de 6 pesos. (Y esa es la razón por la que rompimos, jaja) 
¿Se dan cuenta de la ironía que representa estar con una persona (sí,tú elegiste estar con ella) y decidir ser cortante, grosera o indiferente? 

2.Culero. No hay otra palabra para definirlo, lo siento. Chicos y chicas que tratan mal a sus parejas, ¿quién les hizo tanto daño? Quién les dijo que bajarle el autoestima es una forma de enamorar. ¿quién?

"Si un tipo no te llama, es porque no quiere llamarte. Cuando un hombre te trata como si le importaras un carajo, realmente le importas un carajo.
-Simplemente no te quiere" 

(repite esto antes de dormir, ir al baño, bañarte, salir de tu casa)

3.Peleas. Al final de mi relación con el Príncipe de Dinamarca todo eran peleas, yo creía que el no estaba interesado en mí y prácticamente tenía que rogarle para que me hablara o saliéramos a veces sí, estaba de mal humor o había tenido un mal, pero llegar a casa y encontrarme con sus respuestas monosilábicas o pláticas sin sentido me exasperaba aún más.

4. Celos. ¿Pos qué? ¡Ni que no fuera humana! El problema es que a veces se salen de control y terminas revisando los Favoritos de los Favoritos de los Favoritos y resulta que tiene una foto de una chica que conoce.

Según yo, con mi maestría y doctorado en el tema, siempre que no te sientas a gusto en una relación es mala. 
Lo primero que harás será hablar con la otra persona, intentar de alguna forma hacer que las cosas funcionen, lo que implicaría un esfuerzo sobrehumano por las dos partes y eso, incluso, es el camino fácil.
Terminar es lo difícil, en el fondo sabemos que es la única solución, que no queda de otra, pero no nos atrevemos a dar el paso, ni uno ni otro. ¿Por qué? Quizá es demasiado cómodo, quizá necesitamos el drama que las malas relaciones traen a nuestra vida, quizá seguimos esperando que la otra persona cambie, que se convierta en lo que fue o en lo que deseamos que sea. 
Eso no sucederá.

Como es obvio, mi mamá (y toda mi familia) le agarró un odio jarocho al Príncipe de Dinamarca y yo comencé a mentir, les decía a todos que me había comprado rosas cuando yo (patética) me las auto-compré en el mercado, decía que platicábamos a todas horas, que era lindo, detallista, muy romántico. Y al final, las cosas cayeron por su propio peso. Nuestra relación no era lo que yo necesitaba, nos estábamos aferrando a algo sin sentido, a algo estúpido y doloroso, nos llenamos de rencor, de cosas no dichas, me cansé de renunciar a lo que yo quería. 

Le hubiera perdonado todo, engaños, golpes, mentiras, insultos; cuando me di cuenta de eso me asusté, ¿eso era lo que realmente quería?
Y le dije adiós y... fue como respirar profundo después de un largo tiempo, como un salto en una alberca fría en un día caluroso. 

Entonces todo tuvo sentido.



*****
¡Hola! Una entrada medio improvisada entre mis cena de hot-dogs y tarea del curso. Estoy planeando algo nuevo para el blog, secciones más interesantes, de vanguardia, me nominaron a un premio (que no he hecho,  ¡ups!) y una pregunta decía: "¿que hace tu blog que no hagan otros?" o algo así, y se me ocurrieron algunas ideas,después de entrar en una crisis existencial por mi poca originalidad. No quiero anunciar nada hasta que lo tenga ya todo listo. Mi nuevo semestre me da muchísima flojera, todas las materias me aburren de sobremanera, hoy estuve intentando morder a Rosa en clase.  

No olviden visitar:

Una mandarina que habla
Que está muy enamorada
locamente enamorada
irracionalmente enamorada

4 comentarios:

  1. Me encantaron los dos finales: Una mandarina que habla
    Que está muy enamorada
    locamente enamorada
    irracionalmente enamorada
    Y también: Le hubiera perdonado todo, engaños, golpes, mentiras, insultos; cuando me di cuenta de eso me asusté, ¿eso era lo que realmente quería?
    Y le dije adiós y... fue como respirar profundo después de un largo tiempo, como un salto en una alberca fría en un día caluroso.

    Entonces todo tuvo sentido.

    Podría empezar a citar un montón de frases bonitas pero voy a dejarlo por hoy, jajajaja.
    Que pena que yo no pueda aplicar tus consejos aún :S
    Besos, Amanda.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la frase del principio!!!!!


    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. ¡Muy buena reflexión!
    En serio, me ha encantado todo lo que has dicho, estoy totalmente de acuerdo contigo. Y el final me ha encantado también.
    ¡Muchos besos!
    Sara Sways

    ResponderEliminar
  4. Bueno, como ya sabrás estoy reformando todo mi blog para hacerlo personal, me gustaría que te pasaras por la página que cree que pone "Para mis desenamorados" y te busques, gracias por ayudarme en este camino y por formar parte de mi secreto...Gracias.

    PD: Ya estoy aquí :,)

    Andrea.

    ResponderEliminar