lunes, 30 de diciembre de 2013

ABC del 2013

¡Hola! Tengo muchas muchas ganas de contarles acerca de mi 2013 y se me ocurrió una forma diferente a las entradas largas y un poco tediosas. 

El otro día iba con mi papá en el coche, camino a una obra de teatro y le dije: ya va a acabar el año y ¡yo no hice nada! me dijo: claro que sí, maduraste (no estoy tan segura eh) cumpliste 18, ahora eres mayor de edad, y me quedé pensando: sí, este año dejé la banda de música, empecé a estudiar inglés en Bristol, el diplomado en creación literaria (Amo a Ofelia, Roberto, Citlalic, Irving, Ivonne, Recillas, Daniel), bajé 8 kilos (bendita sea la vida saludable), escogí una carrera y después volví a confundirme, entré a humanidades, bailé en la semana del estudiante y en los villancicos. 


A  de AMOR 
"Dicen que las cosas buenas llevan su tiempo, pero las realmente buenas pasan en un segundo"
Para recibir el año 2013, sí, tengo que admitirlo, me puse ropa interior roja, ¡no sólo eso! también un pantalón del mismo tono. Me daba pánico perder a... bueno, al Príncipe de Dinamarca, así que me dejé de llevar por las "tradiciones" No funcionó, el comienzo del año trajo consigo muchísimos problemas en mi relación y en junio las cosas se derrumbaron. Estaba deshecha y me siento culpable por dejar que las personas a mi alrededor me vieran así, quería desparecer, ni siquiera morir, sólo dejar de sentir y de pensar. Pasadas las vacaciones de verano el Príncipe de Dinamarca volvió y yo también... Creía que ahora que me siento mejor conmigo misma las cosas iban a ser diferente: no fue así. Días después de que terminó nuestra relación por segunda ocasión conocí a... bueno, conocí a alguien y aunque sólo llevamos dos semanas juntos es lo más bonito que me ha pasado
Pero lo que este año me enseñó en el amor es que nadie nos pertenece; las cosas cambian, pero la gente no y nunca, nunca jamas debes poner a alguien por encima tuyo.
Con mi familia, tuvimos altas y bajas, muy bajas cuando regresé con el-que-no-debe-ser-nombrado, y muy altas cuando mi papá dejó de tomar. Aún tenemos varios problemas, porque ahora mi mamá es un poquito (muy) sobre protectora y yo le grito que tiene que dejarme hacer mi vida.
Y también es A de Amistad, aunque conservo algunos amigos de años pasados, cambié de grupito en la escuela (no manejo bien el estrés, ¿qué quieren que haga?) y también ha sido ma-ra-vi-llo-so, mis amigas son geniales, de esas que puedes llamar en la noche y siempre estarán ahí, de las que te gritan tus verdades (¡tú vives agachada recogiendo esa chancla! por "chancla que tiro no la vuelvo a recoger") o te molestan frente al chico que te gusta, ¡ay! 
En 5 semestre, estaba un poco.. apática a hacer nuevos amigos, pasé dos años con los pollitos y estar con un nuevo grupo, no sé, fue extraño, ahora que los conozco más ¡los amo! dejé de poner mi barrera y emanar odio a ciertas personitas (de lo cual estoy muy orgullosa)para iniciar nuevas amistades ¡que espero permanezcan! 

B de ¡Blogspot!
Después de que el Príncipe de Dinamarca terminó conmigo en junio de la manera más cruel posible -ya no quiero esto, ya no te quiero-  (hay una entrada sobre eso aquí) desperté (estoy despertando, lo siento en mis huesos) y un domingo 9 de junio inicié el blog con la entrada "La oportunidad" y desde ese momento esto es lo mejor que me ha pasado. Gracias a Amanda porque ella fue mi primera seguidora, me incluyó en OFB y me ayudó muchísimo. ¡Gracias, gracias, gracias! 
Hace unos días estaba triste porque tengo muuuuy poquitos comentarios, pero luego recordé que no estoy aquí por eso, no por las visitas o los seguidores, sino por el amor a los libros, a escribir, a las personas que he conocido por este medio y a quiénes de verdad les importo.

C de Cabello
¡Sí! Este año, sí, sí, después de que terminó conmigo bla, bla, bla, es patético, ¿cómo dejé que alguien me afectara tanto? Pues así, me corté el cabello y no me arrepiento ¡NADA!
"En silencio observó como los mechones de su cabello caían al suelo uno tras otro. Cada uno se llevaba con él un retazo de su vida anterior. Una vida, asumió por fin, que había dejado atrás para siempre"

El año pasado no hice propósitos dije que iba a dejar que el año me sorprendiera y vaya que lo hizo, ¡muchísimo! Sin embargo, hoy si tengo algunos: dejar de ser tan floja, quedar en la universidad, dedicarle más tiempo al blog, manejar mejor el estrés, quererme muchísimo, volverme independiente.

Ya sea que decidan dejar que el año las (o) sorprenda o llenarse de propósitos ¡LES DESEO LO MEJOR! Muchas gracias por estar conmigo estos últimos 7 meses, leerme, apoyarme, comentar. De verdad, muchísimas gracias, desde el fondo de una mandarina que habla, espero que se cumplan los 12 deseos de sus uvas y todo lo que se propongan, son maravillosa (o) s, arriesguense, no dejen que el tiempo pase sin vivir cada instante al máximo; a veces pienso: "¿voy a recordar esto dentro de 25 años?" y la respuesta casi siempre es "no" ¿por qué preocuparse? ¡somos jóvenes! No hay otro momento para ser estúpidos y salvajes.
¿Yo? Yo este año voy a dejar ir muchas cosas, (que debí abandonar antes, lo sé) y lo más probable es que deje de vestirme de rojo en año nuevo. 



NO OLVIDEN QUE TENGO UN CONCURSO POR MIS 50 SEGUIDORES
(¡QUÉ AHORA SON 54!)
AQUÍ 

7 comentarios:

  1. ¡Por el Ángel, Mandy! Esta entrada es pre-cio-sa. De verdad. Ojalá que en el 2014 todos tus deseos se cumplan y que sea muy bueno para tí.
    ¡Por cierto! Mi blog se ha puesto en marcha (de nuevo) si te apetece podrías pasarte y echarle una ojeada.

    Un besito,


    Jane (¡yo también soy de OFB!)

    ResponderEliminar
  2. Mandy no sabes como me alegra que nos hayamos cruzado por este medio este año... me caes muy bien y como ya te dije otras veces.. me encanta como escribes y te expresas.. te deseo lo mejor para el nuevo año que comienza y que se cumplan todos tus propósitos.. siempre estaré aquí :) Un beso grande

    ResponderEliminar
  3. arriesguense, no dejen que el tiempo pase sin vivir cada instante al máximo
    No hay palabras más ciertas
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Estoy muriendo de amor, jo, que me has mencionado en tu entrada :3 AJSDHAKDHAJSDA. Estoy totalmente de acuerdo con esto: Hace unos días estaba triste porque tengo muuuuy poquitos comentarios, pero luego recordé que no estoy aquí por eso, no por las visitas o los seguidores, sino por el amor a los libros, a escribir, a las personas que he conocido por este medio y a quiénes de verdad les importo." Creo que a veces los bloggers nos obcecamos con los seguidores y los comentarios cuando lo que importa no es eso.
    Besos, Amanda.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que Blogger nos ayuda de una forma que los no blogger nos entienden. Y es que realmente hacemos amigos que llegan a comprendernos de una forma que las demás personas no hacen.
    Sinceramente espero que este año que ya ha entrado te vaya viento en popa y solo tengas buenos recuerdos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. sensacional post, me gusta tu manera de redactar y exponer. Me ha interesado mucho la tematica.

    http://abarajando.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. feliz 2013

    http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar